jueves, 26 de diciembre de 2013

El tiempo de Planck

Cuando era chico estaba seguro que iba a ser físico. Había leído nombres como Boltzmann, Planck, Avogadro, cosas que ocurren en el vacío, etc. A los 14 años tuve mi primer año de física y me desencanté visceral y definitivamente con la idea. Que fue lo que pasó? Que me había enamorado de la historia de la física, no de la ciencia, no de su arte. Creo que con las personas nos pasa algo parecido, pero no escribo para hablar sobre eso (todavía).

Creo que tengo una obsesión con el tiempo. No, no miro el reloj cada cinco minutos, si bien reconozco que lo hago cuando llego con lo justo a trabajar (o sea, siempre). Pero me asusta la idea de que el tiempo no sea un bien infinito. No hay nada más impreciso que consumo del tiempo que uno va a tener en una vida. Sólo tenemos unidades estandarizadas que proyectan el promedio de cuantos años uno puede vivir en virtud de su nacionalidad o permanencia en determinado territorio. Pero la esperanza de vida no es el tiempo. Y a veces como que tengo una visión muy líneal de las cosas en que hay ciertos rubicones que deben ser atravesados en determinados momentos. De más está decir que el cuestionarme si los cruzo o no a tiempo me pone en un estado de preocupación constante.


El tiempo de Planck es el intervalo de tiempo más pequeño que puede ser medido.

Hay más unidades de Planck en un segundo que segundos desde el big bang. Imaginense algo elevado a la 44. Ahora imaginen un 5,32 por  -diez elevado a la menos 44 (todo esto junto)-. Esa es la unidad aproximada (porque no se puede determinar con exactitud) de un tiempo de Planck.

En 40 días voy a hacer el viaje más largo y espectacular de mi vida. Un amigo me dijo que yo iba a vivir muchas cosas en poco tiempo. Pero con tantas unidades de Planck ...cómo va a ser poco tiempo? Lo cual irónicamente, creo que también me asusta. Tantos tiempos de Planck juegan con mi percepción y me hacen creer que no voy a volver nunca más.  Soy un ridículo. Pero estoy seguro que un 5,32 por 10^-44 cambia la percepción de cualquiera.

2 comentarios:

  1. que viva viajar!
    y la física, atrás por solo por un pendejésimo

    creo que si la gente se enterera de que no sabemos que hay por abajo de la distancia de planck, le preocuparía mucho menos el fondo del océano

    ResponderEliminar